Si aún no los conoces, Kukumiku es un crowdfunding que transformó el concepto de solidaridad. Una plataforma diseñada con el objetivo de enfocarse únicamente en aquellos proyectos que contemplen un fin social.  De allí que todas sus recaudaciones tiendan a apoyar proyectos impulsados por quienes aportan valor a la sociedad.

Fue fundada en el 2016. Son muchos los proyectos y campañas que han logrado obtener los fondos necesarios para su ejecución. Tan solo en el transcurso de su primer año; esta plataforma logró obtener más de 145 mil euros para las 167 campañas que tenía publicada en su sitio web

 

¿Por qué Kukumiku transformó el concepto de solidaridad?

Las donaciones como tal ya existían en el mercado cuando esta plataforma apareció en el año 2016. El cambio que ofreció Kukumiku fue el de involucrar una herramienta bien conocida como lo es el crowdfunding. De hecho, tomaron algunas de las funciones más interesantes que tiene el crowdfunding y se las incorporaron a su herramienta. 

Una de las más importantes serían las carteras de inversionistas que ellos mismos crean. Esto significa que la propia plataforma forma grupos de personas que están interesadas en realizar aportes de forma constante. Estos inversores pueden elegir una serie de proyectos a los que les gustaría dirigir sus recursos. 

Pero a diferencia de los crowdfunding de inversión; cada proyecto publicado puede optar por contar o no con una fecha tope para lograr los fondos. Asimismo, las metas no tienen por qué determinar la disponibilidad del dinero obtenido. Todo queda entonces a elección del promotor y de quien aporta el dinero.

 

¿Qué tipos de proyectos puedo crear en Kukumiku?

Esta plataforma es lo suficientemente flexible para publicar campañas en ella.  Además, los tipos de proyecto se definen más con la meta de recaudación y fechas topes que por los proyectos en sí. Evidentemente el primer principal es su fin social y que este no implique lucro alguno.

Así, podemos decir que existen 4 formas de publicar tu proyecto que te permitirán lograr tus metas planteadas. Estos son:

Esta es la fórmula más común que podemos encontrar en casi todos los crowdfunding. Bajo esta modalidad, los promotores requerirán levantar una cantidad específica de dinero para llevar a cabo el proyecto. Y por supuesto, se incluye una fecha tope para lograr ese objetivo. Como ejemplo de este tipo de crowdfunding solidario están los tratamientos médicos urgentes. 

Dentro de Kukumiku, el inversionista tiene la potestad de elegir si prefiere que los fondos entregados se hagan efectivos; si y solo si se cumple con la meta. De esta manera, si alguien desconfía sobre el uso de los aportes, puede resguardarlos con esta opción.

Como ventaja, tiene que las fechas topes sirven como motivadores para que las personas colaboren con la causa. Sobre todo cuando se está por alcanzar el límite. Lo mismo sucede con las metas específicas; al dejar en claro lo que se necesita puede ayudar a generar mayor certidumbre en quién invierte. 

A lo que debemos sumarle la opción de elegir que no se pague la donación si la meta no se logra. De cara a promotor, este no tendría la responsabilidad de ejecutarlo si los objetivos no fueron logrados.

Como desventaja tiene que las propuestas solidarias podrían no verse cumplidas; simplemente porque no se llegan a captar los montos necesarios para ejecutarlo.

Nuestra meta con base al monto que necesitamos para emprender el proyecto. Pero no necesitamos culminar la recaudación en un momento específico. En otras palabras, este tipo de campaña culmina en el momento que se logra obtener el total del dinero solicitado.

Su mayor ventaja es la seguridad que genera en quien invierte; al tener un objetivo claro implica que hay un presupuesto que respalda el proyecto. Esto significa que podrás respaldar el uso que le vas a dar al dinero que quieres recaudar. 

Asimismo, la holgura de tiempo permite tener menos presión para conseguir los fondos; te libera de la responsabilidad de llevarlo a cabo si estos no se consiguen en su totalidad. Además el inversionista cuenta también con la opción de elegir cuándo liberar los fondos.

Una gran desventaja sería que la falta de urgencia de una fecha límite hace que se deje para otro día la intención de donar dinero. 

Si tu objetivo se fijará es recaudar la mayor cantidad de dinero posible en un lapso de tiempo determinado; entonces esta sería tu mejor opción. Un ejemplo de esto podrían ser las llamadas ayudas humanitarias; se busca recaudar el dinero máximo posible para entregar en donación. 

La ventaja de esta metodología te la da el factor tiempo; las fechas topes generan un sentido de urgencia que llevan a la acción. Y por lo tanto, al no tener una meta de dinero, existe la posibilidad de recaudar una buena cantidad de recursos. 

Pero juega en contra el no tener un presupuesto definido; puede ser señal de no tener en claro lo que se necesita. Al no tener una meta, tienes la responsabilidad de ejecutar lo ofrecido aunque no logres cubrir tus gastos con el dinero percibido.

Esta es una modalidad factible para cuando requieras levantar fondos constantemente mes a mes. Por lo general, las ONGs son el mejor ejemplo para este tipo de estrategia; requieren de recursos para dedicar a diferentes causas sociales.

Por ello su mejor ventajas es la de poder recibir dinero constantemente. Además, el pago no tiene ningún tipo de condicionantes para hacerse efectivo. 

Y es aquí donde juegan un papel importante los llamados socios de Kukumiku. Pues son esos inversionistas los que están dispuestos a invertir todos los meses en causas solidarias.

Su desventaja es que no cuenta con los elementos motivadores que ofrecen los límites. Además, estarás obligado a informar lo que haces con cada aporte que se te entregue si quieres realmente seguir percibiendo dinero en el tiempo.

De allí que Kukumiku ha puesto algunos límites en esta modalidad. De manera de que pueda ser utilizada solo por fundaciones y ONGs previamente inscritas y reconocidas por su labor.

 

Ventajas de Kukumiku

Kukumiku ofrece varias formas para que logres tus objetivos de recaudación, siendo una de ellas las llamadas recompensas. Si bien es cierto que esta herramienta no te obliga a ofrecerlas, lo recomendable siempre será contemplarlas.

Así, Kukumiku puede hacer sorteos para incentivar la participación de las personas y los socios en tu proyecto. El sorteo lo puedes generar tú directamente con tu causa, o bien ofrecerlo para que Kukumiku lo utilice en un sorteo general.

A parte, cuentas con el servicio de promoción que ellos hacen entre el grupo de colaboradores que tienen como socios. Sin embargo, este servicio tiene un costo a parte de lo que se contempla para la campaña de crowdfunding.

 

¿Cuáles son los costes de esta plataforma?

Como casi todos los crowdfunding, ellos se cobran el 5% sobre las cantidades de dinero recaudadas, y lo utilizan para;

Adicionalmente, ellos se encargaran de cobrarte cualquier tipo de comisión bancaria o porcentaje asociado al uso de las plataformas de pago. Esto podría llegar a representar un 3% adicional.

 

Conclusiones

Kukumiku transformó el concepto de solidaridad al combinar las plataformas para donaciones con funciones características de un crowdfunding. Su crecimiento acelerado apunta a un 80% en los últimos años.  

Por si esto fuera poco, Kukumiku flexibiliza las herramientas; de manera que las decisiones importantes ahora las puedan manejar directamente los promotores y los inversionistas.

Cada una de las opciones que tienen para tu proyecto de solidaridad social representa una ventaja y una desventaja, por lo que define bien tus objetivos y decide por cuál comenzar.

Recuerda también, que el éxito de una campaña de crowdfunding está en la promoción y tu capacidad para motivar a otros a realizar donaciones en tu proyecto. Y eso irá de la mano con la claridad de tu propósito y la confianza que puedas transmitir.

Kukumiku es una excelente plataforma para recaudar los fondos necesarios para ejecutar tus proyectos solidarios. Aprovecha las grandes ventajas que ofrece la tecnología y que se ha convertido en el principal motor e impulsor de los grandes y pequeños proyectos sociales.

Puedes probar Kukumiku en este enlace