Prestamistas Particulares

prestamistas particulares
Prestamistas Particulares de Dinero

En España, hay varios tipos de prestamistas particulares que pueden ofrecer créditos o préstamos de dinero con un tipo de interés pactado entre las partes. Para que sea un procedimiento legal, debe ser expuesto en Hacienda Pública y devengar un interés mínimo, aunque se trate de un préstamo de un familiar.

Vía online, existen plataformas de préstamos en las que puedes solicitar préstamos particulares legales independiente de tu situación, con nómina, sin nómina, Asnef, sin avales, etc.

Como empresario y pyme, también dispones de alternativas novedosas como plataformas online de Crowdlending y de inversores privados que apuestan a las nuevas iniciativas con altos riegos.

Independientemente de lo que escojas, debes pagar a tiempo para proteger tu credibilidad.   

Prestamistas Legales ¿Dónde los podemos encontrar?

Cualquier particular con la capacidad de invertir parte de su capital puede actuar como un prestamista legal, con tal que negocie sus préstamos en términos legales y declare oportunamente sus beneficios.

Los prestamistas particulares de dinero buscan rentabilizar su capital invertido sin utilizar métodos tradicionales de financiación como los usados por los fondos de inversión o el mercado inmobiliario.

Los particulares al asumir a título personal su riesgo, suelen ofrecen dinero con intereses superiores que los de los bancos y en períodos de devolución más breves. Aunque en los últimos años esta figura la del prestamista privado se ha profesionalizado ofreciendo una imagen de inversores legales gracias a las nuevas tecnologías de la información. 

Como todo préstamo, el cliente debe devolver el dinero en las condiciones convenidas. En caso de no hacerlo, va a ser incluido en los ficheros de morosos y perder el aval como una hipoteca o un inmueble que ha puesto como garantía. 

Regulación Actual para la Actividad cómo Prestamista

Hoy en día, tienes oportunidad de encontrar prestamistas particulares en su tienda física o en páginas web a través de los sistemas de financiación: crowdfunding o crowdlending.

Éstos deben estar escritos en el Registro Estatal de Consumo como requisito legal. Lo cual garantiza mayor confianza y transparencia por ser avalado e inspeccionado por un ente del Estado. La Ley Hipotecaria A-2009-5391 y la Ley para el Crowdfunding regulan este tipo de actividad. 

Los prestamistas deben declarar anualmente el Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF) y contratar el servicio obligatorio de Responsabilidad Civil por 300.000 €.

¡Atención! Verifica que la plataforma de prestamos p2p que elijas para estos servicios, cumpla con estas medidas legales y tributarias. 

¿Cómo funcionan los Prestamistas Particulares de Dinero?

Antes de todo debes de conocer que tipo de prestamistas te vas a encontrar en función del sitio al que hagas referencia.

En la actualidad se encuentran muchísimas web en las que se ofrecen créditos rápidos, con la simple garantía de tu nómina o tu aval personal. Estos sitios no suelen ofrecer cantidades superiores a 6.000 o 10.000 euros y por regla general deberás tener una CIRBE no muy elevado y como norma general no estar incluido en listas de morosidad ASNEF.

Normalmente en este tipo de plataformas suelen actuar las financieras y alguna que otra web de crowdlending en la que se dediquen a este tipo de créditos de estos importes. No sueles tener contacto con ningún prestamista en este tipo de casos.

Si es tu primera vez como cliente, debes saber que, al solicitar un préstamo de capital privado, siempre la empresa te va a solicitar un aval, cualquiera que sea, para comprobar que estás en capacidad de responder al compromiso adquirido. Así se trate de un crédito rápido o pequeño, siempre debes cumplir con su pago e intereses. En caso de no hacerlo, debes asumir consecuencias en el ámbito legal y administrativo.

Además de caer en riesgo de entrar en listas de morosidad usadas por los bancos y por las empresas de financiación tradicionales y digitales. 

Existen prestamistas particulares que prefieren actuar como una persona natural porque se ahorran los costes que representa tener una empresa, así como también entregan el dinero en metálico para evitar el rastreo en las cuentas bancarias. Sin embargo, algunos particulares prefieren la intermediación de un tercero, que les garantice que vas a retorna el dinero con ciertos intereses. 

Créditos Rápidos y Adiós a la burocracia 

En la actualidad, la evolución del comercio electrónico ha permitido que cada vez más sean los usuarios que reciben préstamos de particulares a través de sus páginas de préstamos P2P y de los sistemas de pagos online. La ventaja que recibes como cliente, es la ausencia de folios de documentos y trámites burocráticos, la rapidez es la clave. 

Los contratos que firmas con el prestamista tiene las siguientes características: identificación de los datos personales de ambas partes como DNI, lugar de residencia y números de contacto; las condiciones generales del préstamo: valor del importe prestada, forma de devolución, plazo e interés. También se puede incluir o no la letra de cambio que consiste en un título valor que garantiza el cumplimiento del pago de la deuda. 

A fin de amparar el contrato de forma legal, se suele presentar ante un notario en acto público. 

Prestamistas Particulares sin Aval

Cuando miras un anuncio que te ofrece un prestamista particular sin aval, generalmente suele tratarse de importes modestos para usos personales como compras o gastos imprevistos de una urgencia.

El particular te solicita algunos comprobantes como tus ingresos, tu declaración del IRPF o si estás adscrito a una nómina. De esta manera, garantizas que tienes posibilidades financieras para pagar la deuda. Estos trámites te permiten tener pequeñas cantidades de dinero sin tener que ofrecer una garantía adicional. 

Un aval es una garantía de pago que permite que el prestamista particular lo tome como un inmueble o una vivienda, en caso de que no cumplas con el pago en el plazo acordado. Los bancos y empresas no están obligadas por tema legal de solicitar los avales, pero lo hacen para retornar el dinero invertido al facilitarte el financiamiento. 

Existe de 2 tipos: el personal y el bancario. Si tu aval es personal, te comprometes a devolver el crédito con ingresos presentes o a futuro, mientras que con el bancario, adquieres un compromiso de pago en otra entidad para responder a esa amortización. Ese servicio también tiene un coste. 

Sin fianza    

En los últimos años, ha habido un crecimiento del uso de préstamos particulares sin aval por las posibilidades que ofrecen el uso de programas de IA y de automatización de los sitios online. Algunas de ellas son:

  • Los créditos sin avales son entregados rápidamente, en sólo 10 minutos en tu cuenta. Pedir un aval no posibilitaría este tipo de servicio por la ralentización del proceso: entrega de documentos físicos, procesos de certificación, etc. 
  • Estos importes suelen ser moderados, promedian entre 50 a 1.000 euros, por ejemplo ya que están diseñados para un pago en específico por ejemplo pagar a un cerrajero, completar el dinero para aprovechar una promoción en la compra de un móvil o adquirir un medicamento que no cubre un seguro médico. 
  • Los software informáticos verifican los datos personales y financieros de una persona. Si ingresas un dato dudoso, por ejemplo una dirección física falsa, el programa lo detectará inmediatamente. Para que te sientas más seguro de proveer tu información, personal, estas páginas tienen sistemas de seguridad avanzados de encriptamiento, lo que blinda tus datos de hackers. 
  • Cada vez que cumples con tus pagos en los plazos establecidos, los prestamistas particulares te aumentan el valor de lo que podrás solicitar en tu próximo préstamo. De esta manera, premian tu fidelidad y responsabilidad

Préstamos particulares con Asnef y nómina 

Independientemente de si has entrado a la lista de morosidad de Asnef de forma justificada o no, ya estás incluido y la mayoría de bancos y entidades de financiación te niegan el préstamo por la baja reputación que te has creado. Afortunadamente, los prestamistas particulares sí te entregan el dinero sin importar que te encuentras en este grupo de indeseados. Pero lo hacen con ciertas condiciones, y con breves períodos para la devolución por tratarse de créditos rápidos. El límite del importe va a depender de la garantía.

Este tipo de empresas no podrán realizar investigaciones sobre tu historia financiera ni la de tus personas más cercanas o tampoco para qué usarás el préstamo. Cuando vayas a firmar un contrato para recibir un préstamo con Asnef, verifica que los términos y las condiciones de devolución queden expresamente aclaradas para evitar endeudamientos o costes sorpresivos. 

El prestamista particular con Asnef y nómina te pedirá tu vivienda como garantía, con o sin notario en dependencia del contrato. La liquidación de un préstamo con Asnef es de un 0,5% los primeros 5 años y un 0,25 durante el siguiente período. Todo va a depender de los términos establecidos previamente y del valor del importe.     

Sin nómina

También puedes pedir créditos rápidos con Asnef sin nómina a través de las plataformas online desde la comodidad de tu casa. Estos créditos suelen ser de importes inferiores a 1.000 euros, lo que evita que tengas que presentar un avalista, un aval o una nómina que garantice el cumplimiento del pago.    

Esta es la particularidad de estos préstamos: no te piden papeleo que te solicitan los bancos. Estos particulares solamente necesitan la verificación de tus datos personales y el número de tu cuenta en donde te será depositado el dinero.  

Los requisitos para solicitar esta financiación son los siguientes:

  • Ser mayor de edad. 
  • Tener la titularidad de una cuenta bancaria, la misma en donde se va a recibir el dinero
  • Residir en España.
  • En algunos casos, se te preguntará si recibes una ayuda económica por desempleo o si recibes una pensión, por ejemplo. 

La solicitud es muy fácil. La puedes hacer desde tu tablet o tu teléfono inteligente. Ingresas a la página oficial del prestamista particular, buscas la opción de préstamo con Asnef, escribes tus datos en el formulario con tu DNI, número telefónico y dirección, el software verifica la exactitud de la información y el dinero se te hará efectivo después de 15 minutos de haber enviado el formulario. 

Este tipo de préstamos gana popularidad entre los usuarios porque a diferencia del sistema tradicional, estos prestamistas particulares ofrecen las mismas posibilidades a las personas morosas, para hacer uso de esta financiación en igual de costes y de condiciones de devolución

Prestamistas Particulares para Empresas

Hoy en día, los bancos han limitado la concesión de créditos a empresas privadas por la crisis financiera. Por esta razón, han surgido nuevas vías para solicitar un préstamo como figura jurídica. Éstas son el crowdlending, inversores privados de alta cualificación y sociedades de capital de riesgo. 

Debido a los sistemas de financiación colectivo que han surgido en Internet, el crowdleading es una modalidad que tiene varias plataformas web en donde tienes la opción de gestionar tu préstamo con un objetivo claro, objetivos y justificaciones hacia dónde va dirigido el dinero porque es un espacio en donde vendes tu idea a todo tipo de usuarios, por ejemplo, desde una ama de casa, un profesional o un empleado que prestan desde 5 euros hasta 1.000 por ejemplo.  

Crowdlending 

La diferencia entre el Crowdfounding y el Crowdlending, es que en el primero recibes donaciones para campañas artísticas o para caridad y en el segundo, debes devolver el préstamo siguiendo ciertas condiciones. Lo importante de participar en estas comunidades es cultivar tu credibilidad y reputación porque deberás responder a varios usuarios que han confiado en ti para invertir parte de su dinero. También hay condiciones como intereses y plazos de devolución, que en comparación con los bancos son menos engorrosos. 

El mecanismo es el siguiente: expones tu proyecto en el escaparate online, estableces el tiempo para la venta y esperas completar el 100?l financiamiento. Es únicamente solo una operación. Debes devolver el pago de la inversión inicial más el interés, que generalmente es más bajo que el de los bancos. 

Sociedades de capitales de riesgo 

Otra modalidad es la denominada Sociedad de Capitales Riesgo en donde los expertos financieros gestionan fondos de varios inversores que invierten a cambio de asumir un alto nivel de incertidumbre en tu proyecto sin pedir avales, nómina, aunque sí intereses. Esto va a depender en la situación económica del país y de la confianza que tiene el capital privado en las pymes y en los nuevos emprendimientos.

Inversores privados 

Tanto en el sistema tradicional como en él comercio electrónico, los mecenas e inversores siempre han estado presentes para arriesgarse a invertir sumas de dinero considerables en proyectos en los que creen, ya sea en iniciativas artísticas, tecnológicas, industriales y en fundaciones, lo que les da cierto prestigio. Ellos suelen acudir a los eventos de networking de emprendimiento para ver cuáles son las nuevas tendencias para invertir su capital con contactos y ser socios.

Si eres un nuevo emprendedor, es vital que actualice tu lista de contactos y que acudas a este tipo de encuentros en dónde con astucia y creatividad, atraerá a la persona que te interesa. De esta manera comenzarás a forjar tu propio negocio, prestigio, fortuna, reputación y legado

Como has observado, existen miles de opciones para obtener un mini crédito un préstamo más elevado para cubrir tus necesidades y tener el dinero para aprovechar una oportunidad única. Lo que debes considerar siempre, es cumplir con tus compromisos ya que a mediano y largo plazo recibir a los dividendos ya sea con más créditos y otras puertas.