prestamistas particulares madrid

Esta es la historia de cómo un problema económico se puede convertir en una tragedia griega como consecuencia de  encontrar prestamistas particulares en Madrid que te puedan llevar a la ruina.

Como empezo mi problema económico

Primero voy a entonar mi mea culpa.

Una mala planificación como consecuencia de una falta de educación financiera puede llevar al traste a la mayor de las fortunas. 

No es que yo sea un personaje adinerado, pero en su momento he vivido lo que se puede llamar el milagro español. Ese logro que consigue que una persona con educación media pueda vivir con un marajá.

A mis 53 años nunca he pensado que volvería a empezar de cero, ya que los de mi generación -los viejunos de la peseta- el cambio al euro se ha convertido en una ruina.

Por eso me confieso un pecador y lo vuelvo a repetir. Debería de haber ahorrado y evitar la acumulación de gastos inútiles.

Pero como no os quiero aburrir y a vosotros lo que de verdad os resultara interesante será como encontrar préstamos privados hipotecarios cuando el banco os cierra el grifo, seguid leyendo la historia que os ayudará.

Prestamistas Particulares en Madrid ¿Cómo los encontramos?

LLevo trabajando con dos entidades bancarias de prestigio durante toda mi vida. La tarjeta oro era una más dentro de mi cartera y llamar al director para aumentar mi cuenta de crédito era una situación normal.

Lo típico de alguien que se mueve con dinero, perdón, lo típico de alguien que vive de crédito

Ahí estuvo mi gran error.

Una acumulación de gastos excesivos obliga a que tus ingresos sean elevados, y en el momento que el pasivo supera al activo la cosa se pone fea.

Por este motivo un día (del que me quiero olvidar) mi gran amigo, el director de mi banco, me dice esa frase que nunca quieres escuchar:

  • Lo siento Luis. No te puedo dar más crédito. Ha habido un problema con tu pagos y tienes unos cuantos retrasos.

Todo esto deriva en que como solución para conseguir un crédito rápido, tendría que recurrir a prestamistas particulares en Madrid.

Mi problema se había convertido en una carrera contrarreloj para evitar que mi expediente bancario acabará en la basura.

Lo pasé realmente mal y como consecuencia de ello, te voy a recomendar tres consejos para que no acabes con más problemas de los que puedes tener en un principio.

Primer Consejo: Mantén la Calma

Aunque la situación sea muy complicada mantener la calma es fundamental. En mi caso y supongo que en el tuyo, se reciben las típicas llamadas intimidantes. 

  • Usted tiene una deuda con nosotros y si no paga antes de fin de mes, lo embargamos y le quitamos hasta la camisa.

Esa tensión de recibir llamadas de números ocultos sumada a la responsabilidad que conlleva tu deuda, te puede llevar a cometer errores y elegir un camino que quizá no tenga vuelta atrás.

Al principio se sufre de una desorientación y desconocemos a dónde ir. Mi primer consejo es acudir a un asesor fiscal o a un abogado especialista en derecho bancario o en la ley de segunda oportunidad.

Documenta y solicita los saldos de todas tus deudas para que cuando negocies tu expediente estén todas tus cuentas claras.

Evita consultar por google “prestamistas privados en Madrid” y contactar con el primer anuncio de mil anuncios que te encuentres.

Segundo Consejo: Evita los intermediarios

Amigo mío cuando tienes un problema y buscas un crédito rápido por internet, eres igual que un montón de mierda (con perdón) al que acuden las moscas –los intermediarios-. 

Recuerda que cuantos más intermediarios te encuentres más comisiones pagarás.

Por este motivo cuando acudes a una financiera, abogado o cualquier persona que te diga las palabras “no te preocupes”, mira a tu alrededor y comprueba cuántas personas se encargan de tu caso.

La mayoría por no decir todos los prestamistas que te encontrarás en Madrid te pedirán una garantía hipotecaria como única condición para que te den el préstamo.

En el caso de que no tengas un aval de propiedad con unas cargas que no superen el 30% de su valor, olvídate de solucionar tu caso con prestamistas privados en Madrid y en cualquier sitio.

Y recuerda un detalle muy importante. Si tu operación es muy buena y no tiene muchos problemas para aprobarse, no te pedirán dinero por adelantado para concepto de provisión de gastos.

Sin embargo existen intermediarios que cobran una comisión por gestión aunque esta no se lleve a cabo. Desconfía y alejate de este tipo de profesionales.

Los únicos gastos que deberías de adelantar sería la tasación de tu vivienda y una nota simple del registro de la propiedad.

Tercer Consejo: Conoce todos los detalles

Al final de la negociación con un prestamista, intermediario o financiera que se dedique al capital privado, es siempre el mismo, la rúbrica del préstamo ante notario.

Este es uno de esos momentos en los que uno no puede dormirse en los laureles y cualquier pérdida de atención puede ser nuestra ruina.

Se recomienda antes de iniciar cualquier proceso, la presentación por adelantado (3 días antes) de la minuta y los gastos de la operación. Estudiar bien su contenido y presentarlo a un asesor fiscal o abogado independiente del caso y de la empresa gestora.

Si todo es procedimiento y las condiciones son las pactadas, podrás continuar con la gestión y conseguir ese préstamo de prestamistas particulares en Madrid que tanto estabas buscando.