Si vives en Asturias no hace falta que te diga que la situación económica no pinta bien. Por este motivos si buscas préstamos de prestamista particular en Asturias necesitas leer este artículo con profundidad.  Habitualmente cuando queremos conseguir créditos o préstamos rápidamente, no tenemos en cuenta que el prestamista o la financiera que nos conceda el crédito nos solicite un aval.  

Cuando miras un anuncio que te ofrece un prestamista particular sin aval, generalmente suele tratarse de importes modestos para usos personales como compras o gastos imprevistos de una urgencia, en definitiva importes pequeños.

Generalmente para este tipo de casos el prestamista te puede solicitar comprobantes de ingresos, declaración de IRPF, o simplemente que le justifiques como le vas a devolver el dinero..

Pero este siempre será el mejor de los casos, ya que habitualmente la mayoría de los prestamistas suelen solicitar un aval. Encontrar un prestamista particular que no solicite una garantía deberá tener un alto grado de confianza sobre tu aval personal.

¿Cómo encontrar prestamistas particulares en Asturias?

Los prestamistas particulares en asturias no se encuentran en las esquinas. Hay muy pocos y son muy exigentes, sobre todo con los avales que tienes que aportar.

Si no vives en una población que tenga muchos habitantes gijon, oviedo, aviles, lo tienes muy complicado. Ya que la base fundamental para conseguir un préstamo rápido es que tengas una propiedad que tenga valor.

Resumiendo si no tienes un buen piso libre de cargas o sin hipoteca o una buena casa, los prestamistas no te ban a dar ni un euro.

¿Que es un AVAL? – Significado de AVAL

La definición de aval en préstamos o créditos es un compromiso solidario como garantía de pago que concede a su beneficiario de una ayuda para conseguir la financiación solicitada. Dentro de un contrato sería la tercera persona que respondería por el prestatario en caso de incumplimiento.

En el caso de que el prestatario o solicitante incumplieron en su compromiso de pago, el deudor o prestamista podría ejecutar el aval para iniciar un proceso en la recuperación de la deuda.

Últimamente han salido a la escena pública casos de avalistas que por desconocimiento o simplemente por confianza en el beneficiario, se han visto deshauciados y afectamos en su totalidad por el impago de la deuda contraída.

Así que se deberá de tomar el acto de aval como una enorme responsabilidad hasta que el avalado pague la deuda.

Tipos de AVAL

Existen distintos tipos de aval en función de la garantía que podamos aportar. A Continuación te vamos a describir con detalle los diferentes tipos de aval que puedes aportar.

Existe de 2 tipos: el personal y el bancario. Si tu aval es personal, te comprometes a devolver el crédito con ingresos presentes o a futuro, mientras que con el bancario, adquieres un compromiso de pago en otra entidad para responder a esa amortización. Ese servicio también tiene un coste.