La CIRBE es la Central de Información de Riesgos del Banco de España, un fichero que gestiona información de las entidades bancarias.

Esta es una base de datos donde se reflejan aquellos casos de impagos, sin embargo, muchas personas caen en el error de creer que es un registro de morosos y esto debido a que cuando se tiene una mala reputación en dicha central se le hará más difícil obtener un crédito o financiación.

La CIRBE – Información de Riesgos del Banco de España

Esta es una herramienta que utilizan las entidades financieras para analizar la solvencia y qué posibilidades tienes de obtener una financiación ante cualquier agente económico, permitiendo que el acceso al riesgo bancario tenga una aproximación óptima.

Como ya se mencionó, muchas personas piensan que esto es un fichero de morosos, de manera que es necesario que conozcas cuál es la diferencia entre la Central de Información de Riesgos y un registro de morosos.

En la CIRBE se lleva un registro, como ya se mencionó de la solvencia y las posibilidades de acceder a un crédito sin importar si se está al día con los pagos o no.

A pesar de ello cuando se incumple con el pago de un producto financiero, la entidad tiene que comunicarlo de manera automática al Banco de España y si la situación no se regulariza en el periodo de tiempo que se establezca este tendrá que reflejar en el CIRBE.

La información que se facilita al Banco de España sobre los riesgos financieros de cada cliente está protegida con el objetivo de que se garantice su calidad, confidencialidad y seguridad y para que el mismo pueda desempeñar sus competencias de manera correcta, supervisando e inspeccionando cada una de las entidades de crédito.

Las Claves de una CIRBE

Gestionar una deuda es un pilar clave para un funcionamiento financiero correcto de una empresa y como responsable financiero, es necesario que realices un análisis completo con la intención de establecer una cartera de deuda excelente.

Dentro de ese análisis vas a poder determinar cuáles son las necesidades internas de la empresa mientras que examinas las posibilidades financieras, seleccionando aquellos que mejor se adaptan a la actividad de la misma de manera que influyan en su rendimiento.

Entre las claves que puedes usar para obtener una gestión de deuda en la empresa y que sirvan como alternativa para adaptarse a sus necesidades están:

Los datos de CIRBE

El CIRBE emite dos tipos de informe, por un lado se puede obtener un comunicado que se proporciona al titular o a las entidades.

Este es individual para cada persona jurídica o física y los datos que allí se establecen son por cada tipo de riesgo, es decir, no se hace una lista de todos los préstamos de cada titular ni las entidades que lo otorgaron, pero, si el importe que se tiene para cada tipología de riesgo y un resumen sobre los límites máximos de crédito, al igual que las garantías y plazos.

Por otro lado el CIRBE elabora un informe solo para el titular y en donde se detalla cada operación, el código, el nombre de la entidad financiera, la deuda y los riesgos.

Si consideras que los datos no son los correctos o están incompletos tienes el derecho de acudir a la entidad para que se rectifiquen o cancelen los mismos, en su defecto podrás presentar el reclamo ante el Banco de España.

Tener la CIRBE muy elevada provoca en muchos casos solicitar los servicios de financieras y prestamistas privados. Este colectivo no exige la consulta de la CIRBE y no tienen en consideración la tasa de endeudamiento del solicitante.

Ejemplo de un informe CIRBE

Este informe se puede solicitar a través de la Oficina Virtual del Banco de España, en las Oficinas de la Central de Información de Riesgos del Banco de España en cualquiera de las sucursales o mediante una carta a la sede de Madrid.

Un ejemplo de cómo es este informe es:

  1. El banco “A” da el beneficio de un préstamo a determinada persona por un plazo de tres años para que compre mobiliario por un valor de 10.000 euros.
  2. El banco “B” asigna dos tarjetas de crédito Visa con límites de 2.000 y 4.000 euros y de las cuales ya se han gastado 1.500 y 3.500 euros.
  3. El banco “C” suministra una tarjeta MasterCard con un límite de 2.000 euros de los cuales ya se han dispuesto 1.000 euros.
  4. La entidad financiera “D” concede un crédito por cinco años para comprar una furgoneta de 9.000 euros y, por causas que se desconocen ya van varios años que no se pagan las cuotas.
  5. La caja “E” facilita un préstamo hipotecario por 328.000 euros a un plazo de 15 años.
  6. La caja rural “F” otorga 240.000 euros de préstamo a un plazo de 30 años a uno de los integrantes de los dueños de la empresa, el cual es avalado por los mismos.

En este caso en el informe CIRBE primero aparece como riesgo el préstamo del banco “A”indicando el vencimiento (superior a un año).

 

[ENLACES RECOMENDADOS]